Vuelta al entrenamiento

Hoy hablamos de la vuelta al entrenamiento después de las vacaciones. Seguramente antes de irte de vacaciones te propusiste hacer ejercicio mientras que estabas de viaje o en el tiempo que estuviste en la playa, pero al final se quedó en el intento. Y ahora que vuelves a la rutina, quieres buscar el hueco oportuno para comenzar a entrenar. Que si esperas a que los niños empiecen el colegio, terminar cosas pendientes, recuperar el trabajo atrasado, etc. Y lo único que consigues es prolongar el período de inactividad.

 

Lo más importante es empezar cuanto antes, acuérdate que no es buscar hueco para hacer deporte, es buscar un hueco para ti. Ese momento del día en el que te evades de todo y te dedicas tu tiempo. Pero ten cuidado, hay que programar y preparar bien la vuelta al entrenamiento, por esto desde Bodysolution te vamos a dar unos consejos para que evites una mala práctica:

 

Evita retomar el entrenamiento donde lo dejaste

Después de un período de inactividad deportiva, el cuerpo se acostumbra a no realizar ese ejercicio para el que lo entrenabas, por eso tienes que tener cuidado y saber que no debes retomar donde lo dejaste. Necesitas un período de adaptación, para evitar lesiones o cualquier otro tipo de daño, sea cual sea tu modalidad deportiva.

 

Cuidado con la intensidad y la carga de entrenamiento

Tienes que controlar muy bien la carga de entrenamiento y la intensidad, tu cuerpo se ha acostumbrado a no hacer nada, aunque solo hayan pasado dos semanas. Por ejemplo:

 

Si practicas running y hacías 10 kilometros a un ritmo determinado, no puedes empezar el primer día tal y como la última sesión antes de las vacaciones, tienes que disminuir la distancia, así como el ritmo, para que tu cuerpo vuelva a coger la forma física que perdiste.

 

Si prácticas entrenamiento con pesas, debes de hacer una rutina de adaptación, controlando el tipo de ejercicio y la carga de entrenamiento. Ya no serás capaz de realizar alguno de ellos con la carga con la que lo hacías antes de las vacaciones.

 

Como hemos dicho antes, debes aplicar este consejo, sea cual sea tu modalidad deportiva.

 

No realices cualquier rutina de adaptación

Como con el entrenamiento, ten cuidado que rutina de adaptación vas a realizar, ya que no cualquiera puede sentarte bien. Lo más recomendable es que acudas a un profesional que pueda orientarte y establecer un entrenamiento personalizado, adaptado a tus necesidades y características. No hagas cualquier cosa que leas por ahí, y recuerda que a otra persona le haya ido bien, no significa que a ti también.

 

 

Controla tu alimentación

No solo habrás pecado con el ejercicio, sino también con la alimentación. Unas vacaciones llena de excesos, te pueden jugar una mala pasada en la vuelta del entrenamiento. La alimentación también es un factor muy importante, déjate guiar por un profesional (en nuestro blog, hablamos de cómo llevar una alimentación adecuada después de las vacaciones).

 

Desde Bodysolution tenemos en cuenta todo esto y te recomendamos una vuelta al entrenamiento saludable, controlando todo los parámetros que influyen en tu rutina de adaptación. Por eso no debes dudar en acudir a un centro de entrenamiento con profesionales en este ámbito

 

Rellena este formulario y consultanos tus dudas

 

  • Ponte en contacto con nosotros 603 121 100

    Consulta gratuita