Cómo beber más agua con refrescos naturales de fruta

La importancia de hidratarse bien es muy importante, y más cuando realizas deporte diariamente. 

Mucha gente se queja que el agua “no sabe a nada”, rechazándola y optando por bebidas azucaradas como refrescos, no siendo esta la mejor opción si lo que buscas es mantenerte en forma y sano.

Por eso hoy te vamos a dar algunas recetas fáciles y ricas para hacer que el agua sea más sabrosa, haciendo de la ingesta de agua diaria necesaria para estar bien hidratado durante los calurosos meses de verano más apetecible.

Agua con sabor – agua con infusión de fruta

Son súper sencillos de preparar: simplemente hay que llenar por la noche una jarra grande con agua y le echas trozos de tus fruta, hierbas y especias favoritas, y lo dejas en la nevera toda la noche para que el agua adquiera los sabores de la fruta. Por la mañana quitas la fruta y ¡voilá! tienes tu agua sabrosa y sana para beber, asegurándote de estar bien hidratado todo el día. Aquí tienes algunas de nuestras recetas favoritas, aunque puedes experimentar con las frutas que quieras (la única fruta que conocemos que funciona muy bien es el plátano). No es necesario echar varias frutas, los resultados son espectaculares con una sólo. A todas las recetas le puedes echar una cucharada de azúcar o miel para endulzar un poco aunque sería mejor prescindir de ello debido a que la propia fruta aporta el toque de dulzura necesario.

Manzana y canela

  • Una manzana cortada en dados
  • Un trozo de canela en rama.

Lima, pepino y menta/hierbabuena

  • Medio pepino, en rodajas
  • Media lima, en rodajas
  • Unas 10 hojas de menta o hierbabuena

Sandía y menta/hierbabuena

  • Una tajada de sandía en trozos
  • Unas 10 hojas de menta o hierbabuena

Piña, uva y naranja

  • Media rodaja de piña natural en trozos
  • 10 uvas
  • Media naranja

¿Cómo prepararla?

Son muchas las ventajas y efectos beneficiosos que el ejercicio físico tiene para la salud, a continuación, enumeramos los más destacados:

  • En una jarra grande de por lo menos 1,5 litros, echa la fruta y otros ingredientes y llena con un agua hasta que los ingredientes estén cubiertos con agua.
  • Con una cuchara de madera u otro utensilio adecuado machaca un poco los ingredientes para que vayan soltando sus sabores.
  • Llena hasta arriba de todo la jarra y déjala en la nevera por los menos 6 horas.
  • Escurre el agua y echar la fruta y ¡tu agua con sabor a frutas está lista!