Higiene y educación postural

Ayuda a proteger tu espalda y reducir el dolor

En esta última década, la higiene y educación postural han adquirido una importancia relevante dentro del campo de la salud. Son muchas las patologías que podemos prevenir con una buena higiene postural. La postura de una persona adulta viene influenciada por tres factores fundamentalmente, estos factores pueden ser de tipo: psicológico, sociológico o biológico. El desconocimiento en términos de educación postural, produce que no se valore la importancia de una buena higiene postural hasta que no aparece alguna patología provocada por malos hábitos posturales en casa, trabajo o entrenamiento deportivo. Estas posturas erróneas adquiridas pueden afectar de forma negativa en nuestra columna vertebral, produciéndose vicios posturales.

 

Para tratar estas alteraciones en la columna vertebral existen unos principios básicos de intervención:

 

A continuación, vamos a mostrar una imágenes, las cuales ilustran como deberían realizarse ciertas actividades de la vida cotidiana:

Dormir o descansar:

En esta última década, la higiene y educación postural han adquirido una importancia relevante dentro del campo de la salud. Son muchas las patologías que podemos prevenir con una buena higiene postural.

Sentarse:

Al sentarnos deberíamos tomar conciencia de varios factores para no dañar nuestra columna vertebral. En primer lugar, los muslos deben de formar un ángulo de 90º tanto con las piernas, como con el tronco. En segundo lugar, los pies deben estar apoyados en el suelo o sobre una superficie elevada. Por otro lado, el respaldo de la silla debe respetar la curvatura de la espalda.

Barrer:

Para barrer debemos de tener en cuenta que la columna permanezca recta, adelantar y flexionar una de las piernas, y si debemos inclinarnos apoyar la mano que tenemos libre.

Limpiar los cristales:

Al limpiar los cristales adelantar la pierna de la mano que en ese momento estamos empleando, cambiar de mano y pierna adelantada al cabo de un tiempo razonable, mantener flexionado el brazo que utilizamos y limpiar a la altura de los ojos (nunca por encima de la cabeza).

Planchar la ropa:

A la hora de planchar la ropa debemos hacerlo con la tabla lo suficientemente alta para no tener que inclinar el tronco, mantener uno de los pies elevados.

Hacer la cama:

Para hacer la cama debemos de considerar nuestra postura, entre los aspectos a tener en cuenta está no inclinar el tronco para mover la cama y flexionar las rodillas para evitar curvar la columna vertebral de una forma errónea.

Cargar peso:

Para levantar peso debemos de posicionar los pies cercanos a la carga, flexionar las rodillas y mantener la espalda recta.

 
Concluir señalando las múltiples ventajas que el entrenamiento con electromioestimulación tiene para prevenir y recuperar ciertos problemas de espalda creados por malos hábitos posturales en nuestro trabajo o en nuestro propio hogar. Con el sistema de entrenamiento de Body Solution conseguirás:
 
Bibliografía: 1. Casimiro, A.J. (1997). Actividad Física y salud. Universidad de Almería. 2. Castañer, Marta, Oleguer Camerino (2001). La educación física en la enseñanza primaria, Barcelona, INDE. 3. Delgado, M. Tercedor, P. (2012). Estrategias de intervención en educación para la salud desde la Educación Física.Barcelona: INDE. 4. Le Boulch (1997). El movimiento en el desarrollo de la persona. Barcelona. Paidotribo. 5. López-Miñarro PA (2000). Ejercicios desaconsejados en la Actividad Física. Detección y alternativas. Barcelona: INDE 6. Ojeda, JL (2004). Neuroanatomía humana, aspectos funcionales y clínicos. Masson elsevier. Pág 223
  • Ponte en contacto con nosotros 603 121 100

    Consulta gratuita